lunes, 17 de octubre de 2011

Extraterrestre - Nacho Vigalondo (2011)


Desde Sitges con mucho amor… y mentiras. Quién podría imaginarse o creerse que algunas propuestas de este año llevaran de nombre la palabra Love o estuviera escondida bajo los apuntes de una gran invasión. Cuando, y problema de la gente en encasillar un festival como el de Sitges para locos y extremos,  me topo con Extraterrestre de Nacho Vigalondo y su acertadísima, ocurrente y desternillante idea de contarnos una gran historieta de amor, ayudándose de un gran objeto volador como pared de frontón para hacer grandes unas mentiras de poca importancia y relevancia para la especie humana.

La noche del estreno fue extraterrestial. Un auditorio repleto y hambriento por ver lo nuevo del director Cántabro. Una de las mejores bazas del cine español de género y fuera de él. La famosa pelota de tenis se haría esperar, porque antes hubo un aperitivo con la presentación de la película por parte del equipo: director y actores, vigilados de cerca por Ángel Sala. Las ironías y carcajadas no faltaron. Parte de  Muchachada Nui tiene la culpa y ellos mismos los encargados de darle al play a Extraterrestre, una cinta sorprendente.

Julia y Julio no se conocen el uno al otro, pero despiertan en la misma cama, después de una borrachera de la que no recuerdan nada. Él se enamora al instante. Ella no. Y por si la situación no fuese lo suficientemente incómoda, Julio y Julia se enteran de que un gigantesco OVNI flota sobre la ciudad, de que no pueden salir de casa... Así vuelve Vigalondo, apostando por algo gigantesco.

Si en su anterior trabajo Los Cronocrímenes se valía del euro que tenía en el bolsillo, esta vez, el friki español se dispara y con una moneda de dos euros vuelve a confeccionar una historia genialmente elaborada y preparada para un reparto, que consigue engrandecerla tres veces más. Sin dinero y con un apartamento que servirá de base para el bolo del año, disfrutaremos de la exquisita manera de trabajar tras la cámara del creador del cortometraje 7:35 de la mañana, desenvolviéndose de manera sutil en cada secuencia, cada plano, por oscuro que esté y por mucho que se quiera esconder el amor que una noche surgió. Su trato con los personajes y actores encargados de ellos, como estos con su guión y director, convierten a Extraterrestre en un avistamiento de éxito rotundo de taquilla y critica.

Muchas risas, diálogos para imprimir y colgar por casa, pelotas de tenis, melocotones y un amor de otro planeta.

2 comentarios:

Alexcore dijo...

La boca agua, así me acabas de dejar cabrón. Los cronocrímenes es una de las mejores pelis de género de los últimos diez años, y hablo internacionalmetne por supuesto.

kuro... dijo...

Pues agua la vas a tener hasta que la veas y agua la seguirás teniendo después.

Los cronocrimenes es inmensa, esta, bárbara.

Saludos y un abrazo Alex.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails