viernes, 5 de junio de 2009

Nocillas...



Nocilla dream, que puede soportar sin pesadumbre la etiqueta indie, es una de las apuestas narrativas más arriesgadas de los útimos años. Proliferan en ella las referencias al cine independiente norteamericano, a la historia del collage, al arte conceptual, a la arquitectura pragmática, a la evolución de los PCs y a la decadencia de la novela. Agustín Fernández Mallo se fija en los outsiders del siglo XXI y sobre todo en la misteriosa conexión entre algunas vidas alternativas y globalizadas que transitan por escenarios de Serie B: rubias de burdel que sueñan con que algún cliente las lleve hacia el Este, ancianos chinos adictos al surf, un argentino que vive en un apartahotel de Las Vegas y construye un singular monumento a Jorge Luis Borges… Todos ellos atrapados en la metáfora conductora de los desiertos y en la belleza del vacío.


"Nocilla Dream" fue elegida mejor novela del año en lengua castellana por la revista Quimera; obra más destacada de la narrativa española de 2007, según la revista Qué Leer y uno de los mejores 10 libros del año, según El Cultural de El Mundo.


"Nocilla Dream” es un libro interesante. Y es interesante, por encima de otras consideraciones, porque se aleja de estructuras preconcebidas y manidas. y trata de contar historias de una forma diferente. Que esa forma sea novedosa, no; aunque la estructuración de una novela en fragmentos breves no me parece una manera inédita de fraguar un libro, tiene la virtud de reunir lo mejor de la narrativa convencional y de la experimental. El autor expone su visión del mundo a través de docenas de pequeñas historias que se cruzan una y otra vez, conformando así una historia mayor, global, que nos acoge a todos porque no podría ser de otra manera.



Proseguimos con "Nocilla Experience", la segunda parte de la trilogía "Nocilla". Hablar de “Nocilla Experience” es complicado por la repercusión que estas novelas están generando. De “Nocilla Experience” sí que tengo que decir que tenemos más de lo mismo: una serie de fragmentos deslavazados que aúnan referencias musicales, extractos de películas, teoremas matemáticos y personajes extraños y solitarios que deambulan por parajes desolados.
No parece que en esta segunda obra haya una evolución temática o narrativa, ni un desarrollo de cualesquiera que fuesen las tesis esbozadas en “Nocilla Dream". Aún así, aguardaremos la llegada de la última parte de la trilogía "Nocilla Lab".


4 comentarios:

david dijo...

Gracias a ti, me ha dado por leer, una costumbre que no tenía con la literatura, cómics, etc... (error mio). De este libro que reseñas, me llama mucho la atención

"Proliferan en ella las referencias al cine independiente norteamericano, a la historia del collage, al arte conceptual, a la arquitectura pragmática, a la evolución de los PCs y a la decadencia de la novela".

"Vidas alternativas y globalizadas que transitan por escenarios de Serie B: rubias de burdel que sueñan con que algún cliente las lleve hacia el Este, ancianos chinos adictos al surf, un argentino que vive en un apartahotel de Las Vegas".

La portada es muy guapa por cierto y, ayer casi le echo el guante.

Saludos Kitaku.

María dijo...

;) me alegra mucho

Korvec dijo...

Aunque soy más de morcilla que de nocilla, esos títulos evocan una infancia de tiempos sin ordenadores y soldaditos de plástico, canicas y pan con la untable nocilla... la verdad es que no los añoro demasiado, pero quizás le de una oportunidad al libro, si consigo hacer un hueco entre mis lecturas.

Saludancias

kuro&kitaku dijo...

Hazte un hueco como sea y dale una oprtunidad. Que no podemos vivir solamente de morcillas, jajaja.

Saludos y gracias por la visita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails