martes, 23 de junio de 2009

Gran Torino, gran decepción


El último trabajo del gran Clint Eastwood se nos ha metido o metió, hasta por las orejas, antes, durante y después de su estreno. Parece esto un circulo vicioso de gente admiradora de su cine encargada de sobre valorar el trabajo que saque, da igual su calidad, temática o dirección. Es casualidad, coincidencia o simplemente porque quise ir a verla, la última película que he visto en el cine hasta ahora. Las vacas flacas afloran el campo de tulipanes más que nunca, pero viendo como está el campo, mejor quedarse a cultivar en casa de uno mismo.


En esta ocasión, éste tipo tan duro en viejos tiempos nos cuenta como Walt Kowalski (el propio Eastwood) es un trabajador del sector del automóvil jubilado, ocupa su tiempo con reparaciones domésticas, cerveza y visitas mensuales al peluquero. Aunque el último deseo de su difunta esposa fue que se confesara, para Walt, un resentido veterano de la Guerra de Corea que mantiene su rifle M-1 limpio y listo, no hay nada que confesar. Aquellos a los que solía considerar sus vecinos se han trasladado o han fallecido y han sido sustituidos por inmigrantes hmong, del sudeste asiático, que él desprecia. Ofendido por prácticamente todo lo que le rodea, Walt sólo espera a que llegue su última hora. Hasta la noche en que alguien intenta robar su Gran Torino del 72. Tan reluciente como estaba el día en que el propio Walt ayudó a sacarlo de la cadena de montaje hace décadas, el Gran Torino hace que su tímido vecino adolescente, Thao (Bee Vang), entre en su vida cuando los pandilleros hmong presionan al chico para que intente robarlo. Pero Walt lo impide, convirtiéndose en el reacio héroe del barrio, especialmente para la madre y la hermana mayor de Thao, Sue (Ahney Her), quien insiste en que Thao trabaje para Walt para enmendar su conducta.



Muy bien hasta aquí, toda una premisa hecha y derecha donde no hay nada que objetar, pero zasssss, comienza a rodar el gran torino a una velocidad algo reducida para su belleza y gran motor, vaya chasco, y en ese momento empieza uno a averiguar y presagiar, que todo puede ser un gran timo. Así es Señores/as, una historia buena, pero muy mal contada, llevada e interpretada por el resto de actores y actrices, podemos salvar a Clint Eastwood, pero sin apretarme mucho, por favor. La película vine a entenderla como un quiero mucha pasión, dolor, amor y mala uva, pero que llegó solamente a la sosería, niñería y frustración de ver unos personajes terriblemente malos y, lo peor y más grave y doloroso para mi, el peor doblaje que yo recuerde haber visto en tiempo, desde que ví “El resplandor” de Stanley Kubrick (por desgracia para la película, director y seguidores), no había escuchado algo tan soporífero.

Cuando en una película sus personajes no te transmiten nada en absoluto, no ves garra ninguna en ningún momento del film, es entonces cuando podemos decir que estamos perdidos en un mar de palabras amontonadas. Si en una película no hay tensión dramática, no hay contenido y sin contenido, no hay película.


Pero esta es sólo mi humilde opinión (kuro), mi compañera y resto de marineros cibernáuticos, tendrán otra postura, quien sabe!!.

4 comentarios:

María dijo...

Pues si, tu compañera Kitaku opina lo mismo que tú. Da rabia ir al cine y encontrarte una peli de esas características, cuando la puedes ver un sábado después de comer en Antena 3 desde el sofá de tu salón. (je, je y je!)En fin...ya habrá más suerte a la próxima, no??. Por cierto, me ha gustado mucho tu comentario. Vamos mejorando... (jajajajaj!) ;P

Korvec dijo...

Pues quizás porque la vi en V.O. o porque me esperaba la típica película de justicieros urbanos encabronados, la verdad es que sin parecerme una obra maestra ni mucho menos, disfruté de la película, aunque como de costumbre, para gustos los colores.

Saludotes

Almas Oscuras dijo...

Pues tienes narices Kuro. Creo que es la primera crítica abiertamente negativa de la película que he leído. No la he visto todavía, pero tengo muchas ganas de hacerlo. Me gusta mucho el cine de Eastwood, pero por supuesto las películas hay que verlas. Nadie, con su solo nombre, es capaz de garantizar que una película sea buena... ni siquiera Eastwood.
Cuando la vea me paso para comentarte mis impresiones.

saludos

kuro&kitaku dijo...

Hola Almas,pues mira, es lo que pienso sobre la película y seguiré pensando. No entiendo como puede gustar tanto y llenar tanto, a toda esa gente que se supone haberla visto. A mi me pareció un telefilm de antena 3 a eso de las 16:00 horas los sábados en la tarde. Aburrida y sin fuste ninguno.

Te espero para cuando la veas y volvemos a debatir.

Gracias por pasarte y un saludo amigo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails