lunes, 28 de febrero de 2011

La red social - David Fincher (2010)


Será el claquetazo definitivo para llevarse la estatuilla dorada de una vez por todas?. Será este, el trabajo de Fincher que lo reconozca como uno de los grandes directores actuales y salvadores de la economía hollywoodiense. Tocará el cielo con una película que no está a la altura de otros grandes trabajos realizados con anterioridad. Véase “Zodiac” (impresionante y cine de verdad), “Seven” (no necesita presentaciones y lo que causó después), “The Game” (maldito regalo y excelente trama), “El club de la lucha” (magistral), e, incluso, “La habitación del pánico” (tiene su punto de interés en el desarrollo y clímax). No nombro “El curioso caso de benjamín Buton” (muy bien dirigida), pero soporífera. Será “La red social” la que suba al olimpo de los dioses en la gala más esperada del año y tediosa a David Fincher. La red social, escrita por Aaron Sorkin sobre la novela "The Accidental Billionaires" de Ben Mezrich, será?, la que guíe a Fincher hasta el micrófono para dar las gracias por el premio a mejor director. Este estadounidense ya debería de haber sido reconocido por su trabajo mucho antes, pero las cosas del jurado y encargados también de preseleccionar películas, son así (de injustas). Y como Fincher, una lista de grandísimos directores de su misma nacionalidad que se podrían encuadrar bien dentro del cine “mainstream” e “indie” a su vez. Los hermanos Weinstein, los productores estrella de Hollywood, dicen que las últimas películas galardonadas en los Oscars son o están encasilladas como cine independiente. Sin comentarios y así no sube más el crudo.

La red social ha causado buenas sensaciones en todos y cada uno de ellos/as que han visto el film (bueno, tendrá sus detractores). Las críticas (no se debe de hacer, nada más que el caso justo), lo dicen, o por lo menos, parte de ellas. A un servidor, le ha parecido una película bien normalita, entretenida porque el guión tiene esa pequeña chispa viva que lo hace ser llevable y salvando o apartando detalles técnicos, la red social no es nada del otro mundo. Por favor!. Precisamente, lo que me ha atraído de esta historia, lo que me ha hecho estar ahí con ella. Es la evolución de dicha red social; de su inicio, desarrollo, expansión y evolución de dicha página. Soy uno de esos 500 millones y la curiosidad me seducía bastante.


Todo empieza cuando una noche de otoño de 2003, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), alumno de Harvard y genio de la programación, se sienta frente a su ordenador y con empeño y entusiasmo comienza a desarrollar una nueva idea. En un furor de blogging y programación, lo que comenzó en la habitación de su colegio mayor pronto se convirtió en una red social global y una revolución en la comunicación. Seis años y 500 millones de amigos después, Mark Zuckerberg es el billonario más joven de la historia. Pero para este emprendedor, el éxito ha supuesto complicaciones personales y legales.... (que le traen sin cuidado alguno).

Para mi, dejando de lado el origen de Facebook y su estrellato actual y apartándome de una dirección, como siempre, encomiable y una banda sonora hipnótica, bella, magistral y fascinante, por la que sus creadores, Trent Reznor (lider absoluto de Nine Inch Nails) y Atticus Ross, deberían de llevarse la estatuilla y con permiso y respeto a los otros candidatos. La historia, continúo, tiene sus grandes momentos estelares de humor y drama. Pero por encima de todo y con una pasividad pasmosa, por su mirada y comportamiento en la película. La actuación de Jesse Eisenberg y el guión que desempeña es de tener en cuenta. Su fé ciega, su amor roto y su obsesión por Erica Albright (Rooney Mara), su novia nada más empezar la red. Es sin duda, un punto a su favor que tiene la película.

A Mark Zuckerberg le importa bien poco el dinero, sus pretensiones son otras, eran otras. Se dejaba llevar por situaciones y comentarios de compañeros y conocidos, era un chaval con la cabeza puesta en otro lugar, un programador increíble, pero con otros intereses que no eran los económicos. Ni el desarrollo de dicho proceso legal para esclarecer el nacimiento de Facebook. Recientemente a donado la mitad de su fortuna a Giving pledge (la promesa de dar). En la que varios multimillonarios dan dinero para obras benéficas.

Probablemente, si esa dichosa y loca conversación que transcurre durante los primeros minutos no hubiera pasado. Ahora no habría facebook (el actual que todos conocemos).

2 comentarios:

Jaime Parra dijo...

Se preguntaba David Trueba, en relaicón con esta película, por qué los comportamientos grandiosos, excéntricos, extraños... siempre se explican en el cine por un desengaño amoroso.
¿Se equivocaría en el guión el gran Sorkin? Y si la chica no es el Rosebud del creador de Facebook?

kuro dijo...

Hola Jaime. Yo si creo que que el Rosebud de Mark (crador de Facebook) es la chica. Fijémonos en el final de la película.

Buena pregunta la de Trueba, buena exposición de Trueba.

Saludos y gracias por escribir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails