miércoles, 14 de octubre de 2009

Ágora - Alejandro Amenábar - (2009)


La última película de Alejandro Amenábar, Ágora, sabéis muy bien que está varios días en nuestras carteleras y me he dado una vuelta por una de ellas para echarle un vistazo y, ver el resultado de su nuevo trabajo. Un trabajo muy esperado aquí, después de haberse estrenado en el Festival de Cannes, pero sobre todo, por ser de quien es y todo lo que se ha hablado de ella.

Ágora nos sitúa en Egipto, en Alejandría concretamente. Corría el siglo IV d.c y entonces, Alejandría, se había convertido en el último bastión de un planeta en vicisitud, aturdido y violento. En el año 391, las rebeliones callejeras consiguieron una de sus instituciones más legendarias: la biblioteca. Atrapada tras sus muros, la excepcional astrónoma Hypatia (Rachel Weisz), filósofa y atea, lucha por salvar la sabiduría del mundo antiguo. Esta viene a ser su premisa y trama general, que en un principio, no pinta nada mal.

Amenábar, realiza un trabajo encomiable tanto detrás de la cámara como con sus escenarios y actores que se han prestado a ser papel protagonista de esta cinta. No es una cosa nueva creo, ni tampoco me imaginaba que fuera a ser un pestiño. La película comienza con una secuencia, que pensando y recordando, nunca antes había visto en el cine español, excepcional. Una vez esto, y metidos de lleno en la trama, su historia y, aquí es donde discrepo con su valoración final, transcurre más bien, por una senda algo desacertada. Me explico.


Alejandría está viviendo, posiblemente, sus peores años. Una Alejandría sumida en el caos y la desavenencia. Paganos, Cristianos, Judíos, todos ellos luchando por lo que es suyo, por su religión y, por intentar ser los dueños de esta preciada ciudad. Cómo es posible entonces, que Amenábar nos muestre la lucha constante de Hypathia por desear encontrar la solución a los movimientos de los planetas (que está muy bien e interesante), sin llegar nunca a terminar de convencerte y, dejar ese mensaje tan cínico como es la detracción del fundamentalismo devoto, creyente o religioso, siendo obstáculo las ideas o pensamietnos libres que esto puede acarrear.

Una película de una factura impecable, una buena narrativa y también, el cómo intenta contarla, pero esta falta de garra y emoción, haciendo así, un film que no me llega a convencer mucho. Sin contar, que es un género que no me va..

2 comentarios:

Korvec dijo...

A mi me llevaron a verla el pasado lunes y bueno, me pareció impecable a nivel técnico y me atrapó durante la primera hora mas o menos, pero en mi opinión, adolece de cierta falta de ritmo y la misma historia, pienso que podría haberse explicado con menor metraje, ya que se me hizo un tanto larga (eso si, a mi novia l encantó).

Saludotes

Saludotes

kuro&kitaku dijo...

Le falta convinción. A mi mujer le encantó y así sigue.

Saludos colega.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails