jueves, 14 de enero de 2010

Donde viven los monstruos - Spike Jonze (2009)


Después de dos geniales trabajos, “Como ser John Malkovich” y “Adaptation”. Uno estaba intrigado en ver como sería el siguiente trabajo del chico videoclipero por excelencia, Spike Jonze. Sus seguidores, donde mi incluyo yo, estábamos con ganas de volver a ver un nuevo calidoscopio de imágenes y sobre todo, y lo que fue una noticia de peso, una película de Jonze sin la magnífica y magistral cabeza de Kaufman. Un reto duro e importante al que Spike debía de enfrentarse y así, poder quitarse de encima muchas habladurías.

Donde viven los monstruos se aleja mucho de sus anteriores trabajos. Una nueva narrativa impregna este cortito cuento, llevado a la pantalla grande y alargado hasta la hora y veinte minutos ni más ni menos. Una película que anda muy lejos de esos pasillos laberínticos de “Being John Malkovich” y también, de las incertidumbres, dobles personalidad, malestar y viajes alucinógenos de “Adaptation”.

Una interesante, pero extraña y corta carrera. Solamente tres películas en diez años. No ocurre lo mismo con los videoclips, donde te puedes perder durante horas, entre la maleza de sus creaciones más abstractas y vanguardistas. Ahora, con la ingeniosa adaptación del cuento de Maurice Sandek, Jonze nos propone un interesante viaje a una tierra donde habitan unos seres muy curiosos.

El comienzo de la película, está dotado de un ritmo frenético y trepidante, todo de la mano de Max (Max records). Un chico que está hecho todo un torbellino de pervesidad y de aniquilamiento infantil. Max, enfadado con su madre, y dado de lado por su hermana, escapa de casa hasta llegar a un lugar donde se encuentra con una barca. Sin pensárselo, se montará en la barca y emprenderá un duro viaje hasta llegar a una isla habitada por monstruos que construyen, destruyen y juegan dando rienda suelta a su lado más salvaje.


En el cuento, Sandek reprime a Max a quedarse encerrado en su habitación y ahí, el muchacho es cuando empieza a engrasar la maquina de la fantasía. Spike Jonze, va más allá. Decide mandarlo a una isla en algún lugar de la tierra, llena ésta de abundante flora y muchos kilómetros de desierto a la vez. Y dejar bien claro con este dato, lo que podemos encontrar dentro de la mente de un niño de corta edad. Una vez en la isla, los monstruos que antes he mencionado, deciden coronarlo rey y quedar desde ese momento, al completo servicio de Max, para hacer y deshacer cuando y donde les plazca. Sin duda, los mejores momentos del film, es cuando hay camino libre para pasarse un buen rato haciendo, literalmente, el salvaje. ¿Quien no ha querido de chico, destrozar absolutamente todo lo que se le ha puesto por medio y de la forma que le haya apetecido?.

Pero otra cosa que me gusta y llama la atención de esta película, es el papel de los monstruos. Caracterizados y con muchísima personalidad cada uno de ellos. Al igual que los seres humanos, los monstruos también tienen sus problemas de a diario, sus diferencias entre ellos y sus incertidumbres de cómo poder seguir hacia delante. Sin duda, Jonze hace un trabajo magistral en este apartado, consiguiendo para la película personajes realmente buenos. Sólo hace falta ver la película y veréis la personalidad de Max, Carol, el monstruo líder del grupo y la del resto de bichos grandes y salvajes. Es imposible no asemejarlo a las personas que te rodean. Encontrarás reprimidos, listillos y chulillos, monstruos que no encuentran su lugar y deciden marcharse a otro lugar y con otra gente donde poder estar mejor. Y otros, que no dan un paso si no es con la aprobación de su mejor amigo. Francamente, me parece increíble que Jonze haya dotado a los monstruos de un ser humano interior.


Y para terminar con esta fantasía, no puedo dejarme su banda sonora. Acertada desde la primera imagen y hasta sus créditos finales, haciendo más grande el pop-rock o indie-rock. Música perfectamente cortada para la trama, dándole es toque juvenil que pide la película de monstruitos. Un dato, la música de Arcade Fire que sale en el trailer, no suena en toda la película, una lástima.

Donde viven los monstruos y aunque parezca lo contrario, no es una gran película, pero si que merece la pena verla y dejarte llevar por los sueños más bestias del niño.

3 comentarios:

Igor dijo...

La vi ayer en el cine. Hombre, es una buena película. La crítica la situaba como obra maestra, pero para mí no lo es, ya que tiene algún vacío.
Decir que es distinta, diferente, que tiene mucho de psicológica y una gran fotografía.
Muy recomendable, aunque te deja tocado, te deja un escalofrío.

kuro&kitaku dijo...

Hombre, no he dicho que sea mala. Es una película buena y a quien le gustte mucho, pues le parecerá una gran película. A mi, me gustaron varias cosas, que hacen que la considere una película visíble y destacable por momentos.

Saludos y muchas gracias por pasarte y escribir.

Korvec dijo...

A mi en principio me hacía cierta gracia, pero fue ver el trailer y mi novia dijo algo así como "esto parece una chorrada de un crio dando saltos en pijama", y como no encontré argumentos para hacerla cambiar de opinión, terminamos viendo "Avatar en 3D" que no deja de ser otra chorrada pero con más medios.

En fin, cuando salga en DVD, quizás le de una oportunidad.

Saludotes

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails